Si tu pedido supera los 50 €, ¡GASTOS DE ENVÍO GRATIS! (Península)
 
Si no supera los 50 €, gastos de envío fijos de 5 €.
 
¡Haz tu pedido! Pedido on line o T. 93 452 4115 (de lunes a viernes de 10-14h y 15h a 19h). Lo recibes en 24h-48h *

 

Inicio > Gazeta

Roland Lorilleux: “En Occidente nos equivocamos al separar la materia del espíritu”

El pionero de la Osteopatía en España y uno de sus representantes más importantes es Roland Lorilleux quien nos permite, en esta entrevista, conocer un poco de su extensa vida profesional a la vez que comparte el tipo de Osteopatía que concibe, practica y enseña a sus alumnos. No es posible entender la Osteopatía en este país sin su presencia y su lucha constante por los derechos de esta medicina.

Meritxell Cárdaba | 10/06/2011

 

Roland, permítame hacerle una primera pregunta tan recurrente como necesaria: explíqueme su propia definición de Osteopatía.

Muy fácil. La Osteopatía es favorecer la libre circulación de las informaciones del cuerpo. Porque nosotros en Osteopatía estamos a nivel funcional, no a nivel lesional; y, si queremos trabajar a nivel funcional, la función es la circulación de la energía.

¿A qué se refieren las ideas Principio de autocuración, La estructura gobierna la función, Concepto de unidad y de interrelación entre las diferentes partes del cuerpo y El rol de la arteria es absoluto que se asocian a la Osteopatía?

Esto es para dar una clase, son los principios de la Osteopatía, que tiene 9 u 11 principios según quien habla, pero no es una definición. En realidad, ¿qué hacemos nosotros? Intentamos favorecer la libre circulación de las informaciones en el cuerpo, eso incluye todo. Si no hay una fuerza de autorregulación en el cuerpo yo no puedo hacer nada. Yo de todas formas, como osteópata, no hago nada, hay que entender primero eso: no hacemos nada sin la participación del paciente, la participación de su fuerza innata y de su autorregulación. Que sea energética, homeopatía u Osteopatía es independiente, estamos frente al mismo problema.

Roland, ya hace unos 30 años que usted entró en el mundo de las tres medicinas naturales.

Sí, exacto, estoy en las tres. En el mismo año 1973 empecé con la medicina china con el doctor Borsarello en París y con la Osteopatía en Maidstone, en Inglaterra. Cuando acabé, es cuando hice homeopatía con el doctor Senn en Lausanne (Suiza).

Por otro lado, también soy el co-fundador de una escuela situada en París que se llamaba Asociación para la Comunicación del Concepto Energético. Esta asociación agrupaba tres escuelas: una escuela de Osteopatía que se llamaba El COF, hija de la escuela de Maidstone en Francia; el CEF (Collège d’Energétique Français); y el CHF (Collège d’Homéopathie Français).


¿Qué importancia tiene el mundo oriental en su trayectoria profesional?


Para mí, en el mundo asiático es donde está la base de la fisiología. En Occidente nos equivocamos porque separamos la materia del espíritu y es ahí cuando se produce un desastre para la salud, en general. Los del mundo oriental no separan y eso ofrece una visión de la fisiología totalmente diferente.

Lo ideal es tener las dos concepciones, nunca debemos eliminar algo en la vida. A lo largo de la historia, cuando hemos encontrado algo o cuando hemos hablado de algo es que servía, entonces seguro que hay algo que guardar. Existe una evolución, por eso no se debe eliminar. La fisiología occidental es muy precisa, muy analítica pero le falta esta visión global de Oriente.

La fisiología occidental trata únicamente la materia y lo que buscamos es el concepto global de materia y espíritu…

Sí. Y es dentro de la fisiología de Oriente donde se guarda y se conserva esta relación del espíritu, del medio ambiente. Existe una visión de globalidad, mientras que la visión occidental es una visión más analítica. Aquí, hemos hecho muchas evoluciones a nivel científico gracias a esta visión analítica pero necesitamos también, de vez en cuando, sentarnos y decir: “Ehh, el pequeño que estamos mirando ¿a quién pertenece?” Hay que introducirlo en la globalidad y no mirar sólo el grano de arena en la playa, sino la playa entera. Por eso, es necesario. Para mí, esta visión que tiene el mundo oriental es necesaria y totalmente indispensable.

¿Podemos profundizar más en estas ideas y en la concepción occidental?


La homeopatía, la medicina más complicada, es una medicina vibratoria total, porque se refiere a la vibración del producto, queda sólo su energía. A partir de la referencia 7CH no queda ninguna molécula del producto que hemos utilizado, no queda nada, pero permanece la vibración. Así, tú vas a introducir algo, gránulos en el cuerpo de un paciente sabiendo que no queda nada. Pongamos como ejemplo Arnica montana, es un producto para la circulación, los golpes… Se realizan diversas diluciones y a partir de 7CH no queda ninguna molécula de árnica dentro. Subimos a 30CH, a 200CH o en K a 10.000 K o a un millón de K pero sigue sin haber ningún producto dentro y ésta es justamente la razón por la que los médicos dicen que es placebo. Catalogan la homeopatía como placebo porque han separado el espíritu de la materia y no entienden que no existe sólo la materia, sino la antimateria que es 1.000 veces más importante y más inmensa. Tenemos la materia y la antimateria y dentro de esta última se encuentra toda esta vibración.

Esto es difícil de aceptar para el mundo occidental que quiere cientificar todo y ese es el error monumental de este mundo, por otro lado totalmente lógico y fundado porque la dificultad es establecer límites. El hecho de separar la materia del espíritu ha hecho nacer el miedo en el mundo occidental. Nosotros en Occidente tenemos miedo de no definir bien algo, a hablar de dinero, a muchas cosas. Hay un miedo permanente.

Como dice la facultad de medicina y la universidad de la UB (Universitat de Barcelona): “De aquí salen sólo cosas científicas”. Y yo podría contestar: “Explícame científicamente lo que es la medicina”. Son incapaces de explicármelo, por eso me lo preguntan a mí, pero luego esgrimen: “Ah no, no, la Osteopatía no es científica. Dame la prueba científica de la Osteopatía”. Son racionales, pero tienen razón porque se protegen, no quieren dejar entrar alfombras volantes. Al fin y al cabo, es la lucha permanente entre el espíritu racional de Descartes y el Descartes que se permitía volar.

 

Polen, propóleos, complementos alimenticios y otros productos. ¡Todo para tu salud!

Enlaces rápidos a temas de interés

Boletín

Introduce tu mail y regístrate para recibir nuestro boletín con novedades, actualizaciones y una serie de contenidos de gran interés.


© ESENCIALMA S.L. (Barcelona) 2016 - Distribuidor oficial en España del Polen en estado fresco patentado por Percie du Sert.


Prohibida la reproducción total o parcial de las imágenes, textos, ilustraciones y conceptos gráficos de esta web sin la autorización expresa de ESENCIALMA, S.L.

 

Mapa Web | Registro | Contacta


 
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de Cookies. OK |