Conoce el gran mundo de la leche vegetal (bebidas vegetales)

por | 18 Feb 2022 | Nutrición, Reportajes

Leche de vaca sólo hay una pero en lo que se refiere a leches vegetales… existe un amplio catálogo donde escoger dependiendo de los gustos y preferencias de cada persona. En este reportaje, proponemos casi treinta leches vegetales, para que escojas la bebida vegetal que mejor se adapte a ti.

El consumo de leche animal en las últimas décadas se ha visto superado por la llegada de las leches vegetales. Las bebidas vegetales ya forman parte del mercado actual y, no sólo eso, sino que es posible prepararlas en casa de una forma rápida, sencilla y por supuesto… con efectos más saludables y beneficiosos para el cuerpo.

Conoce el mundo de la leche vegetal y bebidas vegetales, reportaje de nutrisapiens

Índice de este reportaje:

¿Por qué desechar la leche animal (vaca, cabra u oveja) de la cocina diaria?
¿La leche vegetal es leche?
Tipos de leches vegetales / bebidas vegetales
Leches vegetales de cereales
Leches vegetales de frutos secos
Leches vegetales de semillas
Leches vegetales de frutas
Leches vegetales de legumbres

Otras leches vegetales

¿Por qué desechar la leche animal?

Las pautas alimenticias de la denominada dieta Seignalet, sobre las que se sustenta nutriSapiens y todas las recetas de esta web , sostienen, entre otros principios, la supresión de la leche animal de la dieta alimenticia diaria. Con el fin de prevenir enfermedades y/o evitar el agravamiento de las mismas una vez estas han aflorado en el cuerpo. El doctor en Medicina Jean Seignalet fue el inmunólogo francés que dio nombre a esta forma de alimentación hipotóxica.

Se puede encontrar más información detallada sobre esta dieta en su libro “La alimentacion, la 3ª medicina”. E igualmente se puede consultar un resumen de esta forma de alimentación en nuestro reportaje: “Curar a través de la comida”.

¿Por qué prescindir de la leche de vaca, cabra u oveja en la alimentación diaria? El Dr. Seignalet aboga por la omisión de este tipo de proteínas animales en el día a día, alegando varios motivos:

  1. La leche animal (y sus derivados) forma parte del grupo de alimentos acidificantes que alterarían el equilibrio del sistema ácido-base conformando un terreno idóneo para la aparición de enfermedades como la osteoporosis. Más información en el reportaje: “Prevencion y tratamiento natural de la osteoporosis”.
  2. La proteína principal de la leche animal es la caseína. Esta es una sustancia difícil de digerir por completo por el cuerpo humano y puede ocasionar desequilibrios en el organismo.
  3. Los niveles de calcio en el cuerpo no están supeditados al consumo de leche animal. Así, los lácteos no son indispensables y, de hecho, existen alimentos cuyo aporte en calcio es mayor que el de la leche: sardinas (también boquerones y anchoas), almendras, avellanas, semillas de sésamo, brócoli, higos secos, garbanzos y, obviamente, la soja.

¿La leche vegetal es leche?

Comúnmente sí, legalmente no. Según el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en fecha de junio de 2017, sólo se puede denominar “leche” a aquél producto de procedencia animal. Con una excepción: la leche de almendras, que sí que lo permite .

Por lo tanto, el resto, que no proceden de origen animal, se denominarán Bebidas vegetales. Ahora bien, comercialmente y popularmente se usa el término Leche Vegetal, sin mayores consecuencias.

TIPOS DE LECHES VEGETALES / BEBIDAS VEGETALES

 

  • LECHES VEGETALES DE CEREALES

LECHE DE AVENA

La leche vegetal de avena es una de las más veteranas puesto que lleva comercializándose en Europa desde hace unos 30 años. Su base es la mezcla de agua con la avena y cabe resaltar que este cereal contiene gran cantidad de fibra, proteínas y vitaminas. Aún así, es común en muchos leches vegetales que estas se enriquezcan adicionalmente con vitaminas y azúcares.

La bebida vegetal de avena es fácil de digerir (gracias a ese aporte de fibra mencionado), combina bien con otros alimentos e incluso con el café (gracias a su cualidad cremosa) y es saciante.

Sabor de la leche vegetal de avena: suave, cremoso y dulzón.

Leche vegetal de arroz

LECHE DE ARROZ

La leche vegetal de arroz es la bebida vegetal de mejor digestibilidad y aporta gran energía gracias a su alto contenido en hidratos de carbono. Además, contiene poco aporte de grasas saturadas y su contenido en proteínas es casi irrelevante.

Se suele elaborar con arroz integral, agua y la incorporación de diversos aditivos para conferirle estabilidad.

Sabor de la leche vegetal de arroz: originalmente dulce, aunque normalmente se suele comercializar aromatizada con vainilla, chocolate, otros sabores y aromas dulces o incluso con caña de azúcar.

En algunos países orientales, la bebida de arroz es muy popular y conocida con algunas variantes:

Sikhye leche vegetal de arroz y agua malteada

En Corea, se denomina Sikhye a la bebida dulce elaborada con arroz y agua malteada. Se suele consumir fría, como postre y, en ocasiones, se adereza con piñones, jengibre…
Amazake Leche vegetal de japón con agua, arroz fermentado, koji, miso, soja y sake

En Japón, existe el tradicional Amazake, dulce y con alcohol, elaborado con arroz fermentado, el hongo koji, miso, salsa de soja y sake (de éste último procede el valor alcohólico de la bebida).
Choujiu leche vegetal china de arroz y arroz glutinoso

En China, se puede encontrar el Choujiu, una bebida vegetal alcohólica fermentada, elaborada a partir de agua y arroz glutinoso, por eso su resultado es más espeso.


Leche vegetal de espelta

LECHE DE ESPELTA

La espelta es un cereal que pertenece a la familia de trigo pero que aún así se ha mantenido inalterable. Según el Dr. Seignalet el trigo entraría dentro de la categoría de “cereal mutado” -es decir, modificado genéticamente- a lo largo de la historia mientras que la espelta mantiene sus propiedades nutricionales, por eso se admite. La leche vegetal de espelta elaborada con agua contiene los ocho aminoácidos esenciales para el cuerpo, vitaminas, minerales, fibra y, obviamente, es una gran fuente de carbohidratos, pero también de proteínas. Contiene gluten.

Sabor de la leche vegetal de espelta: sabor bastante modulable y neutro, por lo que se encuentra fácilmente a la venta mezclada con otras bebidas vegetales. Según la composición, el sabor puede ser neutro o de mayor intensidad pero sin grandes matices.

Leche vegetal de miso

LECHE DE MIJO

La leche vegetal de mijo se elabora con este cereal ampliamente conocido en la Asia oriental (e ingrediente principal de muchos platos). Es destacable su contenido en hierro, magnesio, fósforo, vitaminas B y fibra. Y es interesante mencionar la capacidad prebiótica del mijo, al favorecer el equilibrio de la microflora intestinal.

Sabor de la leche vegetal de mijo: suave, melosa, nada invasivo y sin matices claros hacia ningún sabor. Se podría asemejar sutilmente al sabor de la mantequilla en boca.

Leche vegetal de kamut

LECHE DE KAMUT

Al igual que ocurre con la espelta, el kamut (o khorasan) es un trigo duro tradicional, originario de Egipto, rico en nutrientes esenciales y no modificado genéticamente, como sí pasa con el trigo. La leche vegetal de kamut es saciante, tiene propiedades antioxidantes (gracias a la vitamina E) y aporta minerales como el selenio y el zinc que favorecen las faneras (uñas y cabello). Contiene gluten.

Sabor de la leche vegetal de kamut: fácilmente reconocible a cereal, pero a la vez cremosa y dulce. Incluso levemente untuosa.

  • LECHES VEGETALES DE FRUTOS SECOS

Leche vegetal de almendras

LECHE DE ALMENDRAS

La leche vegetal de almendras es una de las más conocidas dentro de las bebidas vegetales y la única que ostenta el privilegio de poder denominarse a sí misma “leche”. Se elabora, simplemente, con agua y almendras y es muy fácil de preparar en casa.

Gracias a su popularidad se encuentra fácilmente a la venta por sí sola, con diferentes aromas y/o sabores, mezclada con otras bebidas o enriquecida. Suele ser pobre en calcio, fibras y vitamina D, por eso es común enriquecerla adicionalmente. Contiene muy pocas grasas y es baja en calorías.

Sabor de la leche vegetal de almendras: muy agradable y bastante dulce, recuerda levemente a la nuez. No es grasa, sino más ligera y acuosa.

Leche vegetal de avellanas

LECHE DE AVELLANAS

Prima hermana de la de almendras, la leche vegetal de avellanas se elabora de idéntica forma con agua y triturando o moliendo los frutos secos. Contiene zinc, magnesio, arginina y tiene cualidades antioxidantes gracias a su aporte de vitamina E. La leche de avellanas se asimila fácilmente y aporta energía al cuerpo. También es muy común encontrarla a la venta previamente enriquecida por los fabricantes.

Sabor de la leche vegetal de avellanas: agradable, dulce, cálida y envolvente. La textura es muy similar a la leche de vaca.

Leche vegetal de anacardos

LECHE DE ANACARDOS

Aunque de aparición reciente respecto a otras variedades, la leche vegetal de anacardos es considerada una de las más sabrosas. Se caracteriza por contener magnesio, fósforo, selenio y zinc, hierro, cobre y potasio. La conjunción de estos minerales junto a sus vitaminas (especialmente vitamina E) la hacen excelente para el cuidado y mantenimiento óseo-muscular y de la piel. Es baja en grasa y aún así mantiene un aporte interesante de fibra.

Sabor de la leche vegetal de anacardos: muy sabrosa y dulce. Suave, con un sabor parecido a la nuez y cremosa.

Leche vegetal de nueces

LECHE DE NUECES

La leche vegetal de nueces es rica en oligoelementos y en ácidos grasos Omega 3, además de contener vitaminas del grupo B y vitamina C. Aunque puede ser elaborada con distintos tipos de nueces, la bebida vegetal en la que se opta, concretamente, por nueces de Macadamia resulta de ayuda para mejorar los niveles de colesterol en sangre gracias a su contenido oleaginoso, alto en grasas saludables. Esta bebida también destaca por sus valores proteicos y hierro.

Sabor de la leche vegetal de nueces: textura consistente, cremosa y melosa (incluso puede llegar a ser gelatinosa). Sabor dulzón a nuez.

Leche vegetal de castañas

LECHE DE CASTAÑAS

La leche vegetal de castañas quizás no es de las más conocidas pero su aporte nutricional resulta de gran interés. Contiene oligoelementos y vitaminas del grupo B (al igual que otras bebidas vegetal) pero también aporta selenio, zinc, vitaminas E y K. Esta vitamina K, precisamente, ayuda al buen mantenimiento de huesos y tejidos del cuerpo, a través de las proteínas y contribuye a mantener el equilibrio en los niveles de coagulación de la sangre.

Sabor de la leche vegetal de castañas: suave, neutro, no tiene un rasgo identificativo y es fácilmente combinable con aditivos naturales, saborizantes o aromatizantes.

Leche vegetal de pistachos

LECHE DE PISTACHOS

Al igual que ocurre con otras bebidas vegetales de frutos secos, es muy sencillo elaborar esta leche vegetal de pistachos de forma casera. Únicamente es necesario remojar los pistachos en agua durante horas para luego triturarlos o molerlos. Esta bebida vegetal también es rica en fibras y grasas saludables (por lo tanto, Índice glucémico bajo, al igual que muchas de las mencionadas en este reportaje). Aporta minerales, micronutrientes y vitaminas del grupo B (excepto la B12), A, E y C.

Concretamente, los pistachos son fuente de B6 o piridoxina, una vitamina que ayuda a combatir muchos virus e infecciones.

Sabor de la leche vegetal de pistachos: ligera, suave, y levemente dulzona (cuando los pistachos son crudos). En cambio, si los pistachos están tostados, disminuye este punto dulzón porque la sal lo neutraliza.

  • LECHES VEGETALES DE SEMILLAS

Leche vegetal elaborada con soja

LECHE DE SOJA

La leche vegetal de soja ostenta la corona de ser la bebida vegetal más consumida en detrimento de la leche animal. Podio que se empieza a tambalear en los últimos años a raíz de la aparición de otras bebidas vegetales igual de beneficiosas pero más sabrosas y de las contraindicaciones que algunas personas pueden tener por el consumo de la proteína de la soja.

La leche de soja es un derivado que se obtiene a partir de las semillas de la soja con un un alto valor en proteínas vegetales (por eso era la sustitución perfecta a la leche de vaca), vitaminas (especialmente A, vitaminas del grupo B y C), antioxidantes, fibra, minerales, fitosteroles y polifenoles. Además, esta bebida vegetal es beneficiosa para el corazón y la circulación porque no contiene colesterol.


Sabor de la leche vegetal de soja: sabor áspero, neutro pero con un regusto a judía o haba, peculiar e intenso.

Leche vegetal del pseudocereal quinoa

LECHE DE QUINOA

La quinoa es una semilla, aunque se opte en ocasiones por denominarla pseudocereal. La leche vegetal de quinoa es muy alta en proteínas vegetales (valores más altos que las bebidas vegetales de otros cereales) y contiene ácidos grasos omega 3, vitaminas (principalmente B, C y E), minerales y mucha fibra. Gracias a esta composición, ayuda al sistema nervioso, a equilibrar colesterol y triglicéridos, al óptimo mantenimiento óseo y a cuidar la piel. Además, destaca su capacidad antioxidante.

Es destacable la composición de la leche vegetal de quinoa en hidratos de carbono complejos que se liberan de forma lenta y, de esta manera, se mantiene un óptimo nivel de energía a lo largo del día.

Sabor de la leche vegetal de quinoa: sabor fuerte, con un toque amargo y matices herbáceos. Es muy común encontrar en comercios leche de quinoa a la que le han añadido aromatizantes y/o saborizantes como cacao, limón, canela…

Leche vegetal elaborada con semillas de sésamo

LECHE DE SÉSAMO

La leche vegetal de sésamo se elabora con semillas de sésamo (también denominado ajonjolí) que son ricas en lecitina, que contribuye a descomponer las grasas y el colesterol. Se puede elaborar esta bebida vegetal de forma casera con cualquiera de los tipos de semillas (blanco, rojo o negro), y tiene un aporte alto en calcio, fibras y hierro pero bajo en grasas. Además, la vitamina D presente en su composición ayuda a la absorción y asimilación del calcio, en combinación con el magnesio. Por otro lado, la bebida vegetal de sésamo también aporta aminoácidos esenciales para el desarrollo del cuerpo.

Sabor de la leche vegetal de sésamo: sabor suave, acuoso y ligeramente amargo. Para paliar este punto más agrio, es posible añadir endulzantes naturales como la estevia, la miel o frutas como plátano, papaya o pera.

Leche vegetal elaborada con trigo sarraceno

LECHE DE TRIGO SARRACENO

Si sois habituales a nuestra web, recetas y contenidos, habréis visto que en nutriSapiens, siempre que podemos, optamos por el trigo sarraceno, en todas sus variantes, para la elaboración de recetas y para evitar el consumo de pan blanco de trigo, también desaconsejado por el Dr. Seignalet. Y, por supuesto, también es posible usarlo para elaborar una leche vegetal.

El trigo sarraceno (también llamado alforfón) es una semilla, no un cereal, y con ellas y agua se elabora una nutritiva y completa bebida vegetal. La leche de trigo sarraceno es fuente de proteínas vegetales y aporta todos los aminoácidos esenciales para el óptimo funcionamiento orgánico. Además, proporciona ácidos grasos saludables omega 3 y omega 6 que benefician a nivel cardiovascular. Sin olvidar la presencia de minerales como hierro y magnesio. Importante destacar que la leche vegetal de trigo sarraceno contiene rutina (presente en estas semillas), un flavonoide de marcado efecto antioxidante de gran poder que incide positivamente en el sistema inmunitario y la circulación.

Sabor de la leche vegetal de trigo sarraceno: consistencia ligera pero sabor intenso y fuerte sin llegar a ser desagradable. En paladar se percibe con notas de campo, de cereal, de sabores antiguos, con cuerpo. También desprende un aroma peculiar

Leche vegetal de alpiste

LECHE DE ALPISTE

Efectivamente, el alpiste es la comida principal de periquitos y otros pájaros pero también tiene beneficios para el consumo humano. La leche vegetal de alpiste es diurética, por lo que ayuda a la eliminación de líquidos del cuerpo previniendo su retención, también es antioxidante y posee propiedades antiinflamatorias. Asimismo, se puede notar su acción beneficiosa al ayudar a equilibrar algunos procesos de la digestión, del funcionamiento renal, de la vejiga y cuidar la salud de los intestinos.

Esta bebida vegetal aporta una cantidad muy interesante de proteínas vegetales y minerales. Y al igual que ocurre con la bebida vegetal de sésamo, quizás su sabor no sea el más exquisito de todo el catálogo, ni el más dulce, pero se opta por su consumo para aprovechar los beneficios que reporta para la salud. Si bien es cierto que es fácil encontrar esta bebida en el mercado aderezado con aromas y saborizantes adicionales.

Sabor de la leche vegetal de alpiste: es un sabor muy peculiar con defensores y detractores (lo mejor es probarla al menos una vez), quizás con matices herbáceos similar a algunos tés.

Leche vegetal de semillas de cáñamo

LECHE DE CÁÑAMO

Al igual que con el resto de semillas mencionadas, la leche vegetal de cáñamo se elabora mediante agua y semillas de cáñamo trituradas o molidas. Estas semillas, en concreto, destacan por su alta composición en ácidos grasos esenciales (omega 3, omega 6 y ácido gamma-linolénico) que repercuten en una mejora del funcionamiento del sistema cardiovascular y son beneficiosos para el tránsito intestinal.

Además, esta bebida vegetal es alta en proteínas vegetales, contiene fibras, minerales y vitaminas; aunque su proporción de calcio no es muy reseñable.

* Si tienes dudas sobre todos los derivados de la planta cáñamo, quizás quieras leer este reportaje donde, desde el principio, desglosamos sus diferentes compuestos y derivados: “Cómo el CBD te puede ayudar”.

Sabor de la leche vegetal de cáñamo: sabor seco, como a frutos secos quizás destacando más la similitud con la nuez y amaderado con leves notas amargas.

Leche vegetal de semillas de amapola

LECHE DE AMAPOLA

La leche vegetal de amapola se elabora con las semillas de esta flor carmesí y es una famosa y muy consumida bebida tradicional de Lituania. Su propiedad más notoria es que ayuda a calmar y a serenar el ánimo, a conciliar el sueño (gracias a los alcaloides opiáceos de las semillas) y actúa equilibrando y relajando el sistema nervioso.

En tanto que semilla y paralelamente a esta acción principal, la leche vegetal de amapola es rica en ácidos grasos esenciales, contiene fibras, proteínas y minerales (zinc, selenio, calcio, fósforo y hierro) que ayudan al buen mantenimiento cardiovascular, óseo y muscular, y contribuye a la regulación del tránsito intestinal.

Sabor de la leche vegetal de amapola: sabor envolvente, áspero, como a frutos secos.

En nuestra web puedes encontrar la receta para elaborar de una forma sencilla esta leche vegetal de amapola.

Leche vegetal de semillas de lino

LECHE DE LINO

La leche vegetal de linaza, elaborada con semillas de lino (de hecho, también se la conoce como leche de lino), es muy beneficiosa para el organismo gracias a su composición que combina Omega 3 (al ser semillas oleaginosas), proteínas vegetales, vitaminas, fibra, minerales y antioxidantes. Es cierto que no es una de las bebidas vegetales más ligeras a nivel calórico, pero uno de sus beneficios incide en la regulación del sistema intestinal ayudando a regenerar la flora intestinal. No en vano, la leche de linaza suele ser la opción escogida por aquellas personas que padecen estreñimiento.

Sabor de la leche vegetal de linaza: no es uno de los más agradecidos al paladar, sabor herbáceo marcado y denso.

LECHE DE PIPAS

En cuanto a la leche vegetal de pipas existen dos variantes, la bebida vegetal elaborada con semillas de calabaza y la que se forma con semillas de girasol.

La leche vegetal de semillas de calabaza es rica en fibra no soluble, omega 3, grasas beneficiosas para el organismo, minerales y vitaminas. Y, justamente, gracias a que posee valores elevados de magnesio y triptófano (aminoácido esencial), ayuda a regular el sistema nervioso contribuyendo a luchar contra los síntomas del estrés y el cansancio; y beneficiar un sueño reparador. El triptofano, de hecho, ayuda en la síntesis de la serotonina conocida como la hormona de la felicidad. También son muy reseñables, los aportes en zinc y hierro de la leche vegetal de semillas de calabaza.

La leche vegetal elaborada con agua y semillas de girasol es una de las que contiene mayor índice de proteínas vegetales, además de vitaminas (principalmente del grupo B), minerales (calcio y potasio sobre todo) y oligoelementos esenciales (hierro, manganeso, selenio, cobre y zinc). Destaca especialmente su alto contenido en vitamina E, que en el cuerpo actúa como antioxidante protegiendo las células de los radicales libres, y reforzando el sistema inmunitario.

Leche vegetal de semillas de calabaza
Sabor de la leche vegetal de pipas (semillas de calabaza): sabor original afrutado, ligero, y fresco.
Leche vegetal de semillas de girasol
Sabor de la leche vegetal de pipas (semillas de girasol): cremosa, suave, muy sutil aunque quizás terrosa, de sabor agradable pero neutro.

Leche vegetal de coco

LECHE DE COCO

¿De coco? Sí. La leche vegetal de coco se elabora con agua y cocos, que son los frutos secos más grandes que existen. A diferencia de otras bebidas vegetales donde se muele o tritura la semilla entera… en este caso, la leche de coco se prepara con agua y con la carne de los cocos maduros molida o triturada. No hay que confundir con el agua de coco que es el líquido interior resultante al abrir o partir el coco.

La leche vegetal de coco es sabrosa y muy nutritiva, rica en fibras, vitaminas (especialmente C y del grupo B) y minerales (calcio, hierro fósforo, selenio y magnesio). Pero hay que tener en cuenta que justamente esta bebida vegetal no destaca por su gran aporte de proteínas, ni de carbohidratos, contiene grasas saturadas y los cocos son bastante calóricos.

Sabor de la leche vegetal de coco: dulce, fresca y ligera, con un regusto a fruto seco e incluso se diría que nuez. Aromática con alguna tonalidad floral en olor y sabor.

  • LECHES VEGETALES DE FRUTAS

Leche vegetal de plátano

LECHE DE PLÁTANO

La leche vegetal de plátano se elabora únicamente con agua y plátanos. No hay que confundir, en ningún caso, con smoothies o batidos de plátano, banana milk o denominaciones comerciales como Leche de plátano que lo que hacen es combinar leche animal o vegetal con plátanos, más otros aditivos. Esta segunda versión se ha popularizado muchísimo en las últimas décadas y es una bebida típica de Corea del Sur que ha traspasado fronteras.

Volviendo a la leche vegetal de plátano estricta, sólo con agua (y más saludable), su mayor aporte es en potasio, un mineral (y un tipo de electrolito) con efecto diurético. El potasio presente en los plátanos también es el encargado de una correcta actividad neuromuscular. La leche de plátano, por tanto, aporta energía, favorece la eliminación de líquidos, beneficia a la recuperación muscular y aporta fibra si se elabora con plátanos verdes.

Sabor de la leche vegetal de plátano: sabor a plátano, pero más suave que la fruta porque está diluido en agua.

Leche vegetal de mango

LECHE DE MANGO

Idéntico caso que con la leche de plátano. La leche vegetal de mango estricta se realiza con esta fruta y simplemente agua, por lo que es muy fácil prepararla en casa. Es una bebida vegetal calórica pero que aporta interesantes beneficios en lo que se refiere al cuidado de la salud ocular, la regulación de las funciones intestinales y el cuidado de la piel. Sin olvidar que el mango es una fruta afrodisíaca (también como el plátano) y tiene ligero efecto diurético. La leche de mango se compone de más carbohidratos que proteínas, y contiene vitamina C, fibra y minerales.

Sabor de la leche vegetal de mango: muy dulce y afrutada, aunque también con notas florales y amaderadas en el paladar, ligera de sabor aunque cremosa. Si se usa mango verde, la leche puede resultar un pelín ácida.

Mango Milk bebida típica de Taiwan
En Taiwan, Mango Milk con leche animal o vegetal, mango, azúcares y aditivos.
Lassi de mango típico de la India
En India, Lassi de Mango, elaborado básicamente con yogur o kefir, más lo que se le quiera añadir (sal, cúrcuma, azúcar, jengibre, cardamomo…)


Leche vegetal de aguacate

LECHE DE AGUACATE

La leche vegetal de aguacate per se no es la más habitual porque lo más común es encontrarla comercializada básicamente en dos versiones: en batido, leche animal o vegetal combinada con aguacate; o una mezcla de avena y aguacate. Más aditivos, aromatizantes y saborizantes añadidos a ambas versiones.

La leche vegetal de aguacate se puede realizar con aguacates maduros o más verdes. Tiene más potasio incluso que el plátano y grasas saludables para el funcionamiento del cuerpo, por eso ayuda a la salud y mantenimiento del corazón y del sistema cardiovascular. La bebida vegetal de aguacate también es muy energética y rica en fibra, vitaminas (A, C, E y K) y minerales.

Sabor de la leche vegetal de aguacate: sabor claramente a aguacate en mayor o menor intensidad dependiendo de si los aguacates son maduros o verdes. De sabor suave pero envolvente, levemente grasoso.

  • LECHES VEGETALES DE LEGUMBRES

Leche vegetal de guisantes

LECHE DE GUISANTES

Posiblemente la leche vegetal de guisantes sea, sino la última novedad, sí de las más recientes en hacer su aparición en los últimos años. Y es que efectivamente para su elaboración es únicamente necesario usar estas legumbres y agua. Esta bebida vegetal es fuente fibras solubles y aporta gran cantidad de magnesio, imprescindible para la síntesis de proteínas en el organismo. Resulta de ayuda a nivel cardiovascular, porque regular el colesterol en sangre y su acción vasodilatadora beneficia al sistema circulatorio. La leche vegetal de guisantes también aporta vitaminas C y del grupo B y minerales como el calcio, fósforo y hierro que ayudan al fortalecimiento óseo.

Sabor de la leche vegetal de guisantes: sabor bastante neutro, y medianamente intenso. Pero según la variedad y cosecha de guisantes o si están frescos y recién cogidos, la leche puede adoptar un tono más dulce.

Leche vegetal elaborada con altramuces

LECHE DE ALTRAMUCES

En este caso, vamos a hacer referencia a la cultura gastronómica española tradicional. Los altramuces son muy populares y reciben diferentes nombres según la zona o región, son una legumbre y semilla. Se les conoce como: altramuces, tramussus o tramusos, lupinos, entremozos, *o*os o también *o*itos.

Hay que sustituir los * por ch en las dos palabras anteriores (Google tiene la mano fácil para censurar contenidos, por eso lo hacemos así).

La leche vegetal de altramuces es alta en proteínas vegetales, fibra, vitamina C, hierro, magnesio y calcio (que cuida el estado de los huesos). Ayuda a mantener la salud cardiovascular y un óptimo funcionamiento del corazón gracias a sus ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. Además, esta bebida vegetal contiene antioxidantes naturales (los fitosteroles) y equilibra el estado de la flora intestinal. Y, como muy destacable, los altramuces son ricos en lupanina, un alcaloide con efecto hipoglucemiante,

Sabor de la leche vegetal de altramuces: sabor amargo e intenso que se puede paliar dejando los altramuces en remojo en agua con sal antes de triturar, durante varios días e ir cambiando el agua varias veces. Así, se consigue un sabor más neutro y suave.

Leche vegetal de cacahuetes

LECHE DE CACAHUETES

La leche vegetal de cacahuetes es una de las más ricas en grasas (después de la de coco), es fuente de vitamina E, vitamina B3, ácido fólico (B9) y minerales como cobre, magnesio, potasio y fósforo. También contiene arginina, un aminoácido esencial de gran valor para muchas funciones orgánicas. Y aunque las valiosas proteínas vegetales de su composición son parecidas a las de los frutos secos, el cacahuete es una legumbre, compuesta por ácidos grasos en un 50%. La leche vegetal de cacahuetes tiene un gran poder saciante, aporta energía, ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Sabor de la leche vegetal de cacahuetes: denso, cremoso, intenso y, obviamente, sabor claramente a cacahuetes.

  • OTRAS LECHES VEGETALES

Leche vegetal de chufa típica valenciana

LECHE DE CHUFA

De vuelta, de nuevo, a la gastronomía tradicional española, la leche vegetal de chufa se elabora (al igual que la conocida horchata valenciana) con chufa, un tubérculo procedente de la planta llamada juncia avellanada (Cyperus esculentus). Gracias a las propiedades nutricionales de la chufa, la bebida vegetal elaborada con ella, tiene propiedades digestivas, diuréticas y energizantes.

La leche vegetal de chufa aporta, en su composición, gran cantidad de minerales imprescindibles para el organismo como calcio, hierro, fósforo, potasio y zinc, y vitaminas del grupo B, C y E. También destaca la gran cantidad de fibra en su composición que ayuda a equilibrar la función intestinal y sus grasas saludables; aunque su mayor aporte sea en hidratos de carbono.

Sabor de la leche vegetal de chufa: denso y terroso, sabor muy característico e identificable, originalmente dulce de una forma muy sutil pero con un regusto amargo.

Y lo mejor de todo, es que cualquiera de las leches vegetales mostradas en este reportaje combinan a la perfección con cualquier variedad de polen fresco.

De hecho, la elección de una bebida vegetal (en sustitución de leche animal) crea una sinergia saludable en combinación con el polen fresco que beneficia la salud del organismo de forma global.

El polen fresco de abeja combina con cualquier leche o bebida vegetal

Artículos relacionados

Introducción a la Medicina Tibetana

Introducción a la Medicina Tibetana

En esta Introducción a la Medicina Tibetana se plantean los conceptos e ideas de base para una primera aproximación. Además, desvelamos las claves de por qué es tan importante prevenir las enfermedades en la estación del año anterior a su aparición.

leer más
10 beneficios del polen fresco de abeja

10 beneficios del polen fresco de abeja

El polen fresco de abeja genera muchos beneficios para la salud, siendo el origen de todos ellos el óptimo funcionamiento y equilibrio del intestino. En este reportaje, se explican muy en detalle todos estos beneficios para que se entienda bien la importancia vital del intestino en el cuerpo.

leer más
Te avisaremos inmediatamente Escribe tu mail aquí abajo y, cuando volvamos a tener existencias de este producto, serás el primero en saberlo. ¡Gracias!