Curar a través de la comida

28 May 2016 | Nutrición, Reportajes

La alimentación moderna, fruto de los cambios alimentarios experimentados en las últimas décadas, se considera uno de los principales causantes, junto a factores genéticos y medioambientales de una larga serie de enfermedades de todo tipo. Por eso, se plantea que una modificación de los hábitos alimentarios siguiendo unas determinadas pautas no sólo es capaz de prevenir ciertos desórdenes y alteraciones del organismo sino que es capaz de revertir los efectos ocasionados por las sustancias nocivas de los alimentos actuales.

Jean Seignalet ejerció como médico y catedrático en el Hospital de Montpellier (Francia). Fue director durante 30 años del departamento de trasplantes de su Hospital y pionero en el trasplante de órganos y tejidos, en especial, renales. Esta extensa formación como médico y biólogo le permitió elaborar una teoría global que relaciona gran parte de las enfermedades autoinmunes con la alimentación moderna, diseñando una dieta que aplicó con gran éxito a sus pacientes.

La propuesta del doctor Jean Seignalet se fundamenta en la idea de que algunos alimentos modernos están modificados respecto a los alimentos “ancestrales”, mientras que nuestro sistema digestivo no se ha modificado. Por lo tanto, la filosofía esencial de la dieta Seignalet consiste en el consumo de alimentos no-modificados, que se traduce en una mejor asimilación de los mismos.

Esta modificación de los alimentos viene dada por la alteración genética, en el caso de algunos cereales, o bien por la cocción a altas temperaturas, que transforma la estructura de las proteínas. Las proteínas que ingerimos pueden no ser digeridas por completo alterando, de esta manera, el equilibrio de la flora intestinal y pasando de una flora de fermentación (fisiológica) a una flora de putrefacción (no fisiológica). Esta perturbación de la flora y del contenido intestinal genera toxinas que se absorben y alteran el equilibrio del organismo. Las causas de este trastorno pueden ser la eliminación de este exceso de toxinas, en el caso de las enfermedades de eliminación; la acumulación de estas toxinas en determinados órganos, en las enfermedades por acumulación; o la estimulación del sistema inmune por proteínas extrañas, en el caso de las enfermedades autoinmunes.

ENFERMEDADES AUTOINMUNES

Eliminación: Patologías de colon (Colopatia funcional, enfermedad de Crohn, rectocolitis hemorrágica…), patologías de la piel (acné, eccema, urticaria, psoriasis vulgar, pruritos…), patologías de bronquios (bronquitis crónica, asma…), infecciones de mucosas ORL o conjuntivas, alergias, aftas…

Acumulación: tendinitis, artrosis, osteoporosis, migrañas, cefaleas, depresión endógena, alzheimer, parkinson, diabetes de tipo II, hipercolesterolemia, espasmofilia, sobrepeso, arteriosclerosis, envejecimiento prematuro, problemas digestivos (dispepsia, digestión lenta, ardores, nauseas, lengua cargada, piedras en la vesícula…), caries…

Autoinmunes: 
Reumatología (reumatismo psoriásico, polimialgia reumática, síndrome de Gougerot-Sjögren, lupus eritematoso, esclerodemia…), tiroides (enfermedad de Basedow, tiroiditis de Hashimoto…), otras (celiaquía, dermatitis herpetiforme, miastenia, pénfigo, hepatitis crónica activa, síndrome de Guillain-Barré, enfermedad de La Peyronie…).Los principios básicos sobre los que se sustenta la dieta Seignalet son: exclusión de los cereales, (con algunas excepciones como el arroz), exclusión de la leche animal y sus derivados, consumo preferente de productos crudos, uso de aceites vírgenes de oliva, obtenidos por primera presión en frío y consumo prioritario de productos biológicos.

A continuación se detallan los alimentos excluidos y/o permitidos de la dieta Seignalet, se explican los motivos y se ofrecen alternativas de consumo:

1.- CEREALES

La dieta Seignalet prohíbe el consumo de los CEREALES modernos, ya que estos han sufrido ciertas mutaciones a causa de la selección de la agricultura. Ciertos estudios han demostrado que el trigo moderno contiene entre 21-23 cromosomas, mientras que el trigo considerado como “ancestral” tenía únicamente 7. Esta modificación afecta a la estructura de sus proteínas, ya que al no ser digeridas por completo pueden actuar como toxinas. Éstas últimas, por lo tanto, podrían afectar al intestino, modificando su flora y creando otra de putrefacción que dañaría la pared intestinal y crearía todavía más toxinas.

Por las mismas razones se excluye el TRIGO de este régimen y todos los alimentos que lo contienen como repostería, pan, pasta italiana tradicional (hecha a base de sémola de trigo), cuscús, bulgur… No se admite el consumo de espelta ni de kamut porque, a pesar de publicitarse como sustancias ancestrales, contienen un alto número de cromosomas. La cebada, el centeno y la avena pertenecen a la familia del trigo, por ello, también deben ser excluidos.

No se acepta el MAÍZ en la dieta Seignalet por las mismas razones que se excluye el trigo. De hecho, el maíz original no medía más de medio metro, mientras que la planta moderna mide hasta tres metros y este hecho revela la mutación sufrida por este alimento.

En cambio, sí se aceptan en esta dieta:

. ARROZ. Porque ha permanecido en su forma salvaje prehist

Arroz y trigo sarraceno

órica y la experiencia clínica demuestra que raramente es nocivo, ni siquiera cuando se encuentra en estado cocido.

. TRIGO SARRACENO. Muy bien tolerado por la gente.

. HARINA, pero de los alimentos permitidos: harina de trigo sarraceno, soja, garbanzos, arroz, plátano…

. ALMIDÓN DE MAÍZ Y TRIGO. Contienen proteínas si están purificados.

El doctor Seignalet no tiene una opinión definida sobre los CEREALES AFRICANOS, como el mijo o el sorgo y de otros como el amaranto o la quinoa pero se presupone que probablemente sean inocuos, ya que nunca han llegado a cultivarse de forma masiva.

2.- LAS LECHES ANIMALES

Los seres humanos tan solo digerimos la leche de nuestra especie y únicamente durante la época de lactancia y el motivo es que la proteína principal de este alimento es la caseína, una sustancia difícil de digerir por completo que puede ocasionar problemas en el organismo. Por este motivo:

La dieta Seignalet suprime la LECHE ANIMAL de su dieta, ya sea de cabra, vaca u oveja. La omisión de este alimento no provoca carencia de calcio, ya que el resto de productos que consumimos ya contienen calcio suficiente, y el organismo lo absorbe según sus necesidades.

Como consecuencia de la eliminación de la leche animal en la dieta, tampoco se permite el consumo de los DERIVADOS DE LA LECHE, como la mantequilla, el queso, la nata y el yogur.

Se aceptan la LECHE DE SOJA Y EL YOGUR DE SOJA, que son buenos sustitutos de los lácteos clásicos. Aunque también existen otras leches vegetales que se pueden consumir en la dieta Seignalet: de almendras, avellanas, arroz…

3.- CARNE

Es preferible consumir la carne cruda (carpaccio, steak tartare…) o bien poco hecha.

La dieta Seignalet no permite la CHARCUTERÍA COCINADA, como el jamón cocido, la morcilla… Aunque sí permite la cruda como el jamón serrano, el salchichón, el chorizo, las salchichas, el salami…

También es posible consumir EL AUTÉNTICO FOIE GRAS, hígado de pato u oca, ya que su grasa es beneficiosa para el organismo. En cambio, el paté común suele contener leche y harinas, por este motivo, se excluye de la dieta.

4.- PESCADO

Se recomienda consumir pescado poco cocinado, bien al vapor o crudo, confitado… En cualquier caso, es preferible el consumo de pescado cocinado antes que el de carne cocinada. La cocina japonesa es muy apropiada.
El pescado, mejor de mar que de río, y mejor conseguido por medio de la pesca y no de piscifactoría.

Se permite el consumo de MARISCOS, e incluso se aconsejan  los crudos.

5.- HUEVOS

. Es preferible comerlos crudos o pasados por agua, ya que no se permiten los HUEVOS DUROS, ni cocinados.

6.- VERDURAS Y FRUTAS

Se autorizan todas las FRUTAS y VERDURAS cocidas en olla o a vapor dulce, de hecho, hay que consumirlas en grandes cantidades.

Se pueden tomar CASTAÑAS COCIDAS y su harina.
Las LEGUMBRES SECAS o leguminosas también están permitidas y, en este caso, de manera excepcional, se permite la cocción en olla a presión.

7.- ENSALADAS

Hay que consumir ENSALADAS en gran cantidad: zanahorias, champiñones, pepinos, lechugas, tomates, melón, berros, etc.

8.- FRUTOS SECOS
Se aconseja un consumo copioso de FRUTOS SECOS: higos, almendras, dátiles, nueces, avellanas, olivas…  Pero siempre crudos, nunca tostados.


9.- OTROS ALIMENTOS PERMITIDOS EN LA DIETA SEIGNALET

El Dr. Seignalet recomienda el consumo de:
. Miel
Polen fresco congelado. 
. Granos germinados de leguminosas como soja, lentejas, etc.
. Chocolate negro, biológico y que contenga azúcar integral.
. Azúcar integral, mucho más rico en minerales y vitaminas que el clásico azúcar blanco.

10.- ACEITES
En la dieta Seignalet se permiten varios tipos de aceites:

. De OLIVA. Aporta ácidos grasos monoinsaturados.
. De NUEZ, SOJA Y COLZA. Aportan ácido alfa linolénico.
. De ONAGRA y BORRAJA. Aportan ácido beta linolénico.

Las condiciones principales para que el aceite sea beneficioso para el organismo es que sea virgen y extraído de primera presión en frío.

11.- CONDIMENTOS
Se autorizan todos los condimentos y especias: sal, pimienta, vinagre, limón,  ajo, perejil, mostaza, curry… Aunque se recomienda limitar el consumo de sal al mínimo y que ésta no sea refinada sino sal completa.

12.- BEBIDAS
Se autorizan:
. Aguas minerales ya que aportan oligoelementos y minerales.
. Café y té, pero tomado en cantidades razonables.
. La achicoria es recomendable en esta dieta.
. Todas las bebidas alcohólicas, a excepción de la cerveza, en cantidades moderadas.

No están permitidas:
. Mejor evitar el consumo de agua del grifo porque puede contener aluminio y trazas de medicamentos.
. Bebidas ricas en azúcar blanco como la  soda o los zumos de frutas.
. Cerveza, porque contiene proteínas de la cebada, familia del trigo.

MEDIDAS COMPLEMENTARIAS RECOMENDADAS JUNTO A ESTA DIETA 

– No fumar.
– Hacer ejercicio con regularidad
– Evitar el estrés
– Tomar de manera frecuente alimentos probióticos para regular la flora.
– Tomar suplementos de vitaminas, magnesio y oligoelementos.

A continuación, se resume de manera esquemática lo expuesto hasta el momento para que su visualización sea más clara:

 

ALIMENTOS PROHIBIDOS

Trigo duro y trigo tierno (candeal): pastas, sémola, pan, harina, pizzas, croissants, bollos, pasteles, galletas, bizcochos, biscotes, salvado.

La mayoría de cereales: centeno, cebada, maíz, avena, pan de escanda.

La leche animal y sus derivados: mantequilla, queso, nata, yogures, helados.

Sal blanca refinada

Azúcar blanco refinado

Chocolate con leche

Confituras

Aceites refinados

Margarinas

Cerveza

Conservas

Agua del grifo (en medios urbanos)

ALIMENTOS DESACONSEJADOS

Todos los alimentos cocidos a más de 110 ºC y, en particular:

Embutidos cocidos

Carne cocida

Hígado

Riñones

Huevos demasiado hechos

Pescados muy hechos

Aceites refinados

Frutos oleaginosos tostados o cocidos

Si se desean cocer algunos productos, debe hacerse de manera muy breve, estofados o al vapor suave

Agua del grifo (en medios rurales)

ALIMENTOS AUTORIZADOS

Carnes crudas

Embutidos crudos

Huevos crudos o moderadamente cocidos

Crustáceos

Marisco

Alimentos ahumados (con moderación)

Verduras frescas (cocidas si es posible al vapor o estofadas)

Legumbres (cocidas si es posible al vapor o estofadas)

Sola (leche de soja, yogures de soja)

Crudités

Fruta fresca

Frutos secos

Frutos oleaginosos crudos

Miel

Polen fresco

Arroz, trigo sarraceno y sésamo

Chocolate negro (con moderación)

Granos germinados de cereales ancestrales y de legumbres

Aceites obtenidos por primera presión en frío

Sal completa

Azúcar integral

Aguas minerales

Achicoria, infusiones, café (con moderación), té (con moderación)

Todas las bebidas alcohólicas (con moderación) a excepción de la cerveza

 

Fuente: “La alimentación, la 3ª medicina. Cómo tratar enfermedades mediante una correcta alimentación.” Jean Seignalet. Colección Integral de RBA.

 

Artículos relacionados

Polen de Jara. Equilibrio intestinal, fuente de salud

Polen de Jara. Equilibrio intestinal, fuente de salud

El polen de Jara (Ciste) conservado en estado fresco lucha contra los desajustes intestinales, favorece el equilibrio interior, dinamiza el organismo y mejora la resistencia. Estos beneficios se obtienen mediante la acción directa del polen fresco sobre el intestino, máximo órgano responsable del refuerzo del sistema inmunitario.
leer más
Para reforzar tus defensas… ¡propolízate!

Para reforzar tus defensas… ¡propolízate!

La llegada de los primeros fríos invernales y las oscilaciones bruscas de temperatura en pocos días hacen estragos entre la población que empieza a sufrir las primeras gripes, constipados y afecciones similares. El invierno se acerca y el sistema inmunitario debe reforzarse para poder hacer frente a los meses venideros en óptimas condiciones. Unas defensas fuertes son la clave para un cuerpo resistente que pueda luchar contra los rigores y enfermedades típicamente asociados al invierno. Y la mejor opción de complemento con diferencia es el propóleos.
leer más
Espirulina

Espirulina

ASN Leader es la empresa que cultiva y comercializa la espirulina que vendemos en nuestra tienda siguiendo los más altos estándares de calidad. Es por eso que, a continuación, se detalla toda la información procedente de esta empresa que expone todos los estudios realizados, así como referencias y beneficios de este superalimento.
leer más
Avísame cuando esté disponible Te informaremos cuando el producto esté en stock. Simplemente deja una dirección de correo electrónico válida a continuación.
Email Cantidad No compartiremos tu dirección con nadie más.