Por qué consumir polen fresco

por | 11 Nov 2020 | Polen Fresco, Reportajes

En este reportaje encontrarás la siguiente información:

PROPIEDADES DEL POLEN FRESCO

Polen fresco de flores

El polen fresco, que las abejas recolectan de diferentes tipos de flores, tiene una acción importante esencialmente a nivel de la regulación intestinal. Independientemente de la variedad de la que proceda el polen (sauce, brezo, castaño, cerezo, árboles fruteros, espino, amapola…) únicamente por el hecho de ser polen fresco actúa en este sentido.

Un óptimo equilibrio intestinal promueve una mejor asimilación, disminuye la intoxicación en el organismo y, en consecuencia, ayuda a mejorar el bienestar físico y anímico de la persona. Por ende, la persona consigue una mayor vitalidad en las tareas diarias.

De forma más detallada, el intestino está involucrado, además de en otras, en tres funciones principales del organismo: asimilación de nutrientes, inmunidad y eliminación de desechos. Las tres imprescindibles para conseguir el equilibrio intestinal. Y las herramientas de las que se sirve el intestino son: alimentos, enzimas, bacterias y otros microelementos y microorganismos que constituyen la flora intestinal. La importancia del polen fresco se basa en que es capaz de actuar a nivel de la alimentación y, por lo tanto, de la nutrición del organismo. Pero, además, contiene antioxidantes (que activan las enzimas, las cuales también se pueden activar con co-factores –vitaminas, minerales…– ) y bacterias, y todo ello contribuye a la mejora de la inmunidad.

Las propiedades comunes a todos los pólenes frescos son las siguientes:

  • Aumentar las defensas del organismo, reforzando así el sistema inmunitario.
  • Reducir las reacciones alérgicas.
  • Prevenir la pérdida de calcio.
  • Proteger la mucosa del intestino.
  • Participar en la reducción del colesterol.
  • Beneficiar al sistema cardiovascular.
  • Combatir el proceso de envejecimiento.
  • Ayudar en situaciones de prevención, convalecencia y post-tratamiento de diversas patologías (especialmente aquellas tratadas con antibióticos).

Y luego, cada variedad específica de polen posee unas propiedades adicionales concretas.

BENEFICIOS DEL POLEN FRESCO FRENTE AL POLEN SECO

botella de polen muerto secado

Se entiende como polen seco aquél que no se encuentra en su estado original y que ha sido expuesto a un proceso de secado para luego un posterior envasado. A grandes rasgos, los pólenes que no se conservan en frío, sino en frascos, cajas, tarros y obviamente en otros formatos como cápsulas, son pólenes que han sido secados previamente.

Cuando el polen se somete a un proceso de secado, el calor provoca que mueran las bacterias, las enzimas… todo lo que está vivo en el interior del polen fresco. Aunque el polen seco es capaz de mantener algunas de las propiedades originales (vitaminas, antioxidantes…), no conserva todas. En consecuencia, el efecto sobre la flora intestinal que provee el polen fresco, no está presente en el polen seco.

La gran diferencia existente entre el polen fresco y el polen seco es que, principalmente, es como comparar un producto que está vivo con uno que está “muerto”. El proceso de secado al que es sometido el polen seco es capaz de alterar los antioxidantes y otros componentes presentes en el polen en su estado natural.

Para que un polen en frasco o envasado al vacío, que no haya sufrido un proceso de secado, sea beneficioso tiene que mantener sí o sí intacta la cadena de frío porque sino su vida útil sería muy corta. Por otro lado, en cuanto a presentaciones diferentes del polen en bote como, por ejemplo, en cápsulas, comprimidos o líquido, necesariamente debe llevar otros ingredientes que permitan que no se estropee, por ejemplo vitamina C, un extracto alcohólico o un glicerinado. Es por este motivo que habitualmente se encuentra polen mezclado con otros elementos para estabilizarlo y que no pierda sus propiedades. En estos casos, de nuevo, el polen deja de estar en su estado natural fresco.

cápsula de polen secado

En cuanto a la presentación del polen en cápsulas, aunque estas sean de cobertura vegetal, es prácticamente imposible que el polen sea fresco, sino secado, porque si fuera fresco se deterioraría en cuestión de días. Es tan sencillo como volver la mirada a los complementos alimenticios en cápsulas elaborados a base de plantas: están secadas.

POLEN FRESCO CONGELADO

gama de pólenes frescos nutrisapiens

El polen fresco disponible en www.nutrisapiens.com está envasado con un sistema que permite mantener completamente intactas sus propiedades originales gracias a un procedimiento patentado por Pollenergie mediante un sistema de gases neutros e inocuos. De esta manera, se preservan las enzimas y bacterias naturales del polen a pesar de congelar y descongelar la bandeja.

– La bandeja de polen cerrada se puede congelar y descongelar varias veces y aguanta fuera del congelador algunos días.

– La bandeja de polen abierta ya no se puede volver a descongelar varias veces.

Respecto a cómo consumir el polen fresco para aprovecha al máximo sus beneficios:

En casa, abrir la bandeja, sacar 3 ó 4 cucharadas soperas rasas de polen (en niños, únicamente cucharitas de postre) o más cantidad si lo aconseja un profesional de la salud y depositarlas en un vaso vacío o bol pequeño.

El vaso se deja DESTAPADO en la nevera y el resto de la caja de polen TAPADA en el congelador. Una vez abierta la caja no se puede descongelar en ningún caso, debe estar siempre en el congelador.

Por la mañana, consumir una cucharada sopera (o más cantidad si lo aconseja un profesional de la salud), del vaso de la nevera, acompañando el desayuno, preferiblemente, o al acabar. No en ayunas.

Al cabo de 3 ó 4 días cuando el polen de la nevera se haya terminado, sacar la bandeja del congelador y, sin descongelar, volver a extraer 3 ó 4 cucharadas soperas y ponerlas en el vaso. Si se ha comprado más de una bandeja de polen fresco congelado, las bandejas que no se abren se deben mantener cerradas y en el congelador.

De esta manera, lo que se consigue es que el polen fresco que está en la nevera durante 2-3 días mantenga las propiedades intactas que han sido conservadas mediante la congelación y pueda ser beneficioso para el sistema intestinal, de igual forma que si se consumiera recién recolectado.

Artículos relacionados

Todas las alternativas a la proteína animal

Todas las alternativas a la proteína animal

Abrir la mente (y la boca) a todas las variedades existentes de proteína vegetal descubre un mundo de posibilidades para aquellas personas que ya sean veganas / vegetarianas, pero también para aquellas que deseen eliminar o reducir su consumo de proteína animal. O simplemente combinar ambos tipos de proteínas en su alimentación. En este reportaje te mostramos más de 10 alternativas a la proteína animal.

leer más
Añadirlo a la lista de espera Le informaremos cuando el producto llegue en stock. Por favor, deje su dirección de correo electrónico válida a continuación.