Porridge de trigo sarraceno con frutos del bosque y polen fresco

Dic 9, 2020 | Desayunos, Recetas Nutrisapiens

Porridge de trigo sarraceno con frutos del bosque y polen fresco

Ingredientes

1 taza de trigo sarraceno crudo
2 tazas de agua
2 y 1/2 taza de leche vegetal (soja, coco, almendras…)
2 fresas
2 cerezas
100gr. de chocolate negro (mínimo 85%) o cacao
Semillas de chía
Polen fresco
1 puñado de bayas de goji ecológicas
1 puñado de mirtilo
1 puñado de arándano rojo americano
1 rama de canela
Estevia

Preparación

Se llama porridge a lo que comúnmente en España se denominan gachas. Y aunque las más famosas son las gachas (o porridge) de avena, esta receta se adhiere a las pautas de alimentación del Dr. Jean Seignalet (libro “La alimentación, la tercera medicina”) que defiende la supresión de gluten, lácteos y cereales mutados (como el trigo) de la alimentación diaria. Por tanto, este será un porridge de trigo sarraceno: con mayor cantidad de proteínas en sus valores nutricionales y mayores beneficios para el organismo.

Para empezar a preparar esta receta, se empezará con la preparación del chocolate. En una cazuela, a fuego bajo, añadir el chocolate negro desmenuzado o a trozos o cacao junto a medio vaso de la leche vegetal que se prefiera (leche vegetal de soja, coco, almendras, amapola, anacardos…). Dejarlo al fuego e ir removiendo de vez en cuando hasta que el chocolate se haya deshecho y la mezcla haya adquirido una consistencia cremosa. Reservar para que se vaya enfriando.

Nuestra recomendación es poner el trigo sarraceno en remojo en un bol con agua durante un tiempo variable entre 4 y 8 horas. Este paso no es imprescindible pero cuando el trigo sarraceno se ha dejado en remojo mejora su asimilación por el cuerpo y su digestibilidad. Tanto si se ha dejado en remojo ese período de horas o no, posteriormente: lavar bien el trigo sarraceno, secarlo y ponerlo en una cazuela a fuego medio para que se tueste un par de minutos. Luego añadir las dos tazas de agua y llevar a ebullición.

Una vez el agua rompa a hervir, bajar el fuego e ir removiendo de vez en cuando hasta que se haya evaporado la mayor parte del agua. Este proceso puede tardar unos 10-15 minutos. Seguidamente añadir las dos tazas de leche vegetal, la rama de canela y una pizca de estevia para endulzar. Manteniendo el fuego bajo-medio seguir removiendo de vez en cuando hasta que se forme una pasta consistente, serán unos 5-10 minutos más, aproximadamente.

Cuando ya esté listo, retirar del fuego, retirar la rama de canela y dos opciones: colocar en un bol para consumir o bien dejar enfriar en la nevera un tiempo. Sea cual sea la opción, una vez esté colocado en el bol o plato para consumir, con una cucharada sopera ir creando una capa por encima de chocolate, previamente preparado y reservado.

Colocar las semillas de chía sobre la capa de chocolate, por ejemplo formando un círculo decorativo. Añadir el puñadito de mirtilo, de arándano rojo americano, las bayas de goji, las fresas cortadas y las cerezas deshuesadas *** y también troceadas. Finalmente, espolvorear por encima de todo el conjunto un par de cucharadas de polen fresco.

*** Tres formas de deshuesar las cerezas:

1. La clásica. Con un cuchillo de punta, se corta cada cereza de forma longitudinal y una vez separada cada cereza en dos partes, se extrae el hueso con la punta del mismo cuchillo.

2. En el mercado existen aparatos, de bajo precio, para deshuesar de forma rápida y mecánica cereza por cereza. No es mucha la inversión, pero sobre todo sería para personas que cocinan mucho con cerezas y así pueden amortizar este utensilio.

3. Por último, un truco: se coge una botella de cuello fino (sirven los típicos botellines de cerveza), se coloca la cereza con la hendidura donde estaba la ramita hacia arriba en la boca de la botella (que tiene que ser más pequeña que la fruta) y ahora o bien con una pajita o bien con un palillo (stick) de comer sushi se presiona en el centro de la cereza, en dirección hacia abajo. Así, al hacer presión, el hueso caerá dentro de la botella y la cereza quedará deshuesada. ¡Listo!

Sugerencias nutriSapiens

Puedes utilizar la variedad de polen fresco que desees, porque aunque todos tienen propiedades beneficiosas para el organismo, en esta caso vamos a aprovechar sus cualidades como alimento.

Artículos relacionados
A la plancha: pollo, espárragos y aguacate

A la plancha: pollo, espárragos y aguacate

Con sólo una plancha es posible preparar un plato completo, sano y nutritivo que cumpla los requisitos nutricionales. Incluso se puede cocinar todo a la vez en apenas unos minutos. Sin gluten. Sin lácteos. Sin cereales modernos (mutados).

leer más
Arroz con huevo y calabacín

Arroz con huevo y calabacín

Para una alimentación variada, no es necesario conocer decenas de recetas. Muchas veces, el truco está en saber combinar alimentos básicos y naturales para crear sabores nuevos y esta receta es un buen ejemplo de ello. Sin gluten. Sin lácteos. Sin cereales modernos (mutados).

leer más
Añadirlo a la lista de espera Le informaremos cuando el producto llegue en stock. Por favor, deje su dirección de correo electrónico válida a continuación.