Prevención y tratamiento natural de la osteoporosis

24 May 2016 | Nutrición, Reportajes

– Desarrollo de la Osteoporosis
– Sistema Ácido-base
– Alimentos Alcalinos
– Alimentos Variables
– Alimentos Acidificantes
– Índice PRAL
– Complementos nutricionales
– Deporte

Cómo se desarrolla la Osteoporosis

Foto: Dreamstime

La osteoporosis se basa en una descalcificación progresiva de los huesos del  cuerpo humano que, con el tiempo, se vuelven más porosos y, en consecuencia, más proclives a la rotura. Los osteoblastos son células óseas encargadas del desarrollo y crecimiento del hueso. De forma más concreta, los osteoblastos son los responsables del crecimiento óseo normal en los niños, en una fractura y también regulan la concentración de calcio y fosfatos en sangre. Por otro lado, los osteoclastos también trabajan en la remodelación del hueso natural, manteniendo el equilibrio óseo y lo hacen mediante el sistema de degradación y reabsorción ósea. Cuando se produce una hiperactividad osteoclástica es cuando el hueso se destruye al romperse el equilibrio. Así, la osteoporosis surge por exceso de la acción de los osteoclastos.

Algo esencial es descartar la idea excluyente de que el aporte de calcio es el único factor de importancia en lo que se refiere a la calidad ósea, tal como defienden algunos colectivos médicos. En la osteoporosis la idea clave es no permitir que los osteoclastos dominen la actividad ya que son los elementos destructores de hueso y sí favorecer la actividad de los osteoblastos, elementos constructores de hueso. Por su parte, el profesor Louis Kervran, autor de un trabajo sobre la teoría de las transmutaciones biológicas, aporta la confirmación científica de que el calcio del organismo no procede únicamente del calcio ingerido, sino también del magnesio, potasio, sodio y silicio orgánico. Estos elementos se transforman en calcio en el organismo mediante el sistema de la transmutación.

Se suele decir que la menopausia es causa de osteoporosis ya que los estrógenos (hormona femenina) juega un papel primordial en la construcción y buen mantenimiento de las sustancias óseas, pero lo cierto es que la verdadera causa de la osteoporosis es el “robo” durante años de reservas minerales con el fin de evitar una hiperacidez sanguínea en cada ocasión. Además de eso, las mujeres sí que es cierto que suelen tener una tendencia más acentuada a la osteoporosis que los hombres ya que su estructura ósea es más fina, frágil y menos densa que la masculina y además durante la gestación femenina, así como durante el posterior proceso de lactancia, se produce una pérdida importante de calcio a nivel óseo.

Clarifiquemos las características de ese “robo” que es, en definitiva, un método de autoregulación propio del organismo. Cuando existe alguna deficiencia en el organismo, el propio cuerpo apela a las sustancias minerales alcalinas presentes en sus reservas: en huesos, cartílagos, dientes, etc. Las reservas son limitadas y, por eso, tras años de apropiación y de desmineralización, es cuando aparecen enfermedades como artrosis, osteoporosis… problemas ligados a la acidificación del terreno.

El equilibrio del sistema ácido-base ligado inexorablemente al tipo de alimentación diaria, así como el uso de complementos alimenticios, una correcta oxigenación del organismo y la práctica de deporte específico son los puntales de la prevención de la osteoporosis. Una vez ésta ha hecho su aparición se trata entonces de limitar sus efectos para mantener una óptima calidad de vida en la medida de lo posible.

Foto: Dreamstime

El doctor Eric Menat * también es afín a esta concepción de la osteoporosis y afirma: “Si la osteoporosis está en constante aumento, no es solamente con motivo del envejecimiento de la población sino también a factores ambientales de primer rango como son la alimentación y el sedentarismo. Por lo tanto, nosotros realmente podemos contemplar una verdadera sinergia de prevención, totalmente natural y sin efectos secundarios, evitando el recurso de la medicación, no siempre bien tolerada y con una eficacia no demostrada a largo plazo”.

SISTEMA ÁCIDO-BASE

El cuerpo humano posee un equilibrio químico interno en el que intervienen múltiples factores y una de las herramientas de las que dispone para regularlo es el equilibrio ácido-básico que debe mantenerse siempre dentro de unos parámetros y cuyo indicador es el PH (siglas relativas a Potencial de Hidrógeno). El PH es la medida de la acidez o alcalinidad de un líquido, es decir, concentración de iones de hidrógeno (H+) existentes en ese líquido. Quizás uno de los mecanismos más conocidos de medición del PH sea la medición de este indicador en orina.

A modo informativo, el PH es diferente según la parte del cuerpo en la que se mida: el PH medio del estómago varía entre 1,4 y 3,5, aunque en las paredes del estómago el PH se puede elevar hasta 8,2 como sistema de autoprotección; la piel permite una variación de PH de 4 a 6,5 (la publicidad, en este sentido, y con el afán de vender cremas, afirma taxativa -y erróneamente- que la piel debe tener un PH únicamente de 5,5); el PH de la zona genital femenina suele ser de 4,7; y en sangre la norma es de 7,42, ya que admite poca tolerancia de variabilidad. Para acabar de redondear este complejo mapa, hay que destacar el Sistema Tampón (con acciones intracelulares, extracelulares u óseas), que son unos mecanismos reguladores que utiliza el propio cuerpo humano para mantener el PH de cada zona / órgano dentro de sus límites. Así, existen tres mecanismos básicos que utiliza el organismo para mantener su equilibrio ácido-base:

1. La respiración. Los pulmones regulan la cantidad de gas carbónico en el organismo y eliminan los ácidos volátiles.
2. La función renal, mediante la excreción de excedentes de ácidos orgánicos (hablaremos más adelante del índice PRAL). Los riñones acumulan estos ácidos durante el día y, es por la noche, cuando se produce la eliminación.
3. El Sistema Tampón, es decir, el uso de tejido conjuntivo y de hueso como sistema amortiguador adicional. Especialmente importante es éste último aspecto que enlaza con lo mencionado anteriormente: el cuerpo humano como sistema de regulación puede “acudir” a los huesos de forma recurrente en busca de lo que carece.

La dicotomía básica sería Acidez Vs Alcalinidad. Pero si bien un exceso de alcalinidad no repercute de forma negativa en el organismo, un exceso de acidez sí que puede ocasionar graves perjuicios. El cuerpo humano se acidifica cuando la cantidad de alimentos acidificantes consumidos es superior a la de los alcalinos, como principal motivo. En este sentido, muchos ácidos resultan de numerosas transformaciones bioquímicas debidas a una carencia de vitaminas y oligoelementos. Y para estas transformaciones bioquímicas también es necesario el oxígeno que, cuando no está presente, disminuye la combustión de los ácidos. Y no sólo eso, sino que la quema de ácido suele provocar la aparición de radicales libres.

A continuación se indican posibles problemas surgidos como consecuencia de desequilibrios en el sistema ácido-base, la mayoría provocados por un exceso de acidez:

Foto: Dreamstime

– osteoporosis
– crisis de gota
– reumatismo, artritis, poliartritis…
– artrosis
– desmineralización: caries, caída de cabellos, uñas frágiles
– sangrado de encías
– aftas en labios y en la boca
– fisuras en las comisuras de los labios (boqueras)
– acidez estomacal, regurgitaciones
– ardor de estómago
– úlceras
– formación de depósitos: cálculos renales y de vesícula
– problemas dérmicos: brotes, eccemas, herpes…
– varices
– inflamaciones recurrentes
– resfriados, sinusitis, bronquitis…
– cefaleas y migrañas
– cansancio crónico
– dolores ciáticos
– sensación de quemazón en la zona anal
– calambres musculares
– debilitamiento del sistema inmunitario
– fatiga
– falta constante de energía
– depresión
– sensación de miembros dormidos
– nerviosismo, irritabilidad…

La osteoporosis es una de las consecuencias que experimenta un organismo sometido a una continua dieta acidificante. E incidiendo en esta línea algunos estudios revelan resultados encaminados a confirmar esta idea. Estas serían las conclusiones de algunas investigaciones:

– Los estudios epidemiológicos sugieren un vínculo entre el consumo de proteínas animales (acidificantes) y la osteoporosis.
– Las personas que consumen más frutas y legumbres tienen una densidad mineral ósea más elevada que las que apenas consumen
– Se multiplican de 3 hasta 5 la proporción de fracturas en adolescentes que consumen habitualmente bebidas ácidas refrescantes (refrescos)
– La orina de las personas vegetarianas es más alcalina que la de las personas carnívoras

También es importante mencionar que en algunos ámbitos se habla de “acidificación latente” ya que ésta no se manifiesta de forma inmediata a haberse asentado en el organismo sino que evoluciona de forma interna e insidiosa hasta que se muestra en forma de enfermedad crónica.

A continuación, se indican de forma general los alimentos acidificantes del organismo, los alcalinos y los de acción variable dependiendo del terreno de la persona que los consuma.

ALIMENTOS ALCALINOS

Foto: Dreamstime

Son aquellos alimentos que no producen acidificación en organismo (no alteran el equilibrio ácido-base) y contienen una buena dosis de minerales, especialmente potasio.

Frutas y verduras, algas, patatas, castañas, granos de soja, especias (canela, curry, jengibre), hierbas aromáticas, ajo, cebollas, alimentos ricos en Omega 3… Las legumbres, por su parte, tienen un valor casi neutro.


ALIMENTOS VARIABLES

Actúan en el organismo de una forma alcalinizante o acidificante dependiendo del metabolismo de la persona y de que cómo su cuerpo utilice estos alimentos:

Zumos de frutos, frutos secos, miel, tomates, ruibarbo, espinacas, espárragos, puerros


ALIMENTOS ACIDIFICANTES

Foto: Dreamstime

Proteínas (las animales antes que las vegetales), huevos, queso, leche, mantequillas o margarinas modificadas, grasas animales, cacahuetes, nueces, avellanas, mariscos, cereales completos…

– Dentro de los alimentos acidificantes existe un subgrupo referente a aquellos alimentos degenerativos por excelencia que son perjudiciales para el organismo en tanto que son acidificantes, sobrecargan el organismo, lo ensucian y lo desmineralizan. Y todo esto sin aportar un gran valor nutritivo, aunque sí son un placer para el paladar (y desgraciadamente abundan en la alimentación occidental moderna): azúcar blanco y otros tipos de glúcidos (fructosa, dextrosa…), cereales refinados, harinas blancas, pan, aceites refinados, grasas, bollería industrial, sirope, cacao, café, té negro, alcoholes, chocolates (el chocolate negro es el menos acidificante), pasteles, helados, comida rápida, fritos, rebozados, conservas…

La mera premisa de que las proteínas son alimentos acidificantes podría inducir a una evitación alimentaria que tampoco sería aconsejable en una dieta sana y equilibrada. Por eso, es necesario mencionar dos aspectos que hay que tener en cuenta en cuanto a la búsqueda y mantenimiento del equilibrio ácido-base.

No por previsible ni repetitiva es menos cierta la idea de que todos los alimentos deben ser consumidos, sin excepción. Ahora bien, el primer quid radica en la asiduidad. De la misma manera, que los alimentos alcalinizantes deben constituir la base de la dieta diaria humana, los alimentos acidificantes no deben suprimirse sino simplemente consumirse con moderación (y algunos alimentos de forma muy muy ocasional). De la misma manera que un exceso proteínico animal puede aumentar el riesgo de osteoporosis, su total ausencia derivaría en la pérdida de masa muscular y falta de aminoácidos esenciales.

Tofu. Foto: Dreamstime

El segundo quid importante se refiere a los diferentes tipos de proteínas: las animales y las vegetales, siendo recomendable el consumo de las segundas en mayor cantidad que el de las primeras. Así, el origen y la naturaleza del aporte proteínico, se presenta como un elemento determinante en relación a enfermedades óseas como la osteoporosis, según el profesor y experto en el tema Jean-Michel Ristori, del Servicio de Reumatología del Hospital Gabriel Montpied en la localidad de Clermont-Ferrand (Francia). Si nos atenemos a las cifras, se puede comprobar fácilmente como las proteínas animales aportan una carga ácida al organismo, mientras que la de las proteínas vegetales es prácticamente insignificante.

A modo informativo, son proteínas vegetales: la soja y sus derivados, tofu, tempeh, seitán, salsas de soja, miso, brotes de soja, legumbres, frutos secos, quorn y algas marinas.

En cuanto a las frutas y verduras, su poder alcalinizante no es su único valor ya que otros aspectos también inciden de forma positiva en la calidad ósea. Por ejemplo, las verduras son ricas en polifenoles, dotadas con propiedades estrógeno-miméticas, denominadas fitoestrógenos (y similares a los estrógenos femeninos). Las isoflavonas presentes en algunos vegetales también son de ayuda cuando el déficit hormonal de las mujeres en la menopausia afecta a sus huesos. Es más, los antioxidantes están presentes en muchos alimentos pertenecientes al grupo de los alcalinizantes y la vitamina K se encuentra en algunas legumbres. Esta vitamina es indispensable en el correcto funcionamiento de la osteocalcina, una hormona formada por 49 aminoácidos y producida por los osteoblastos durante la formación ósea que, además, forma parte del proceso de regulación de la mineralización.

Todavía más, el excesivo consumo de sodio (sal refinada) en la dieta diaria eleva la acidosis en el organismo lo que provoca pérdida ósea y muscular. El mayor consumo de frutas y verduras, por su parte, ofrece varias ventajas: su contenido en potasio ayuda a regular el PH y, además, disminuye la pérdida de calcio por la orina debida al consumo excesivo de sal. En cambio, cuando se consumen alimentos alcalinizantes mejora la secreción de hormona del crecimiento y esto ayuda a reducir el riesgo cardiovascular y mejora la memoria.

Índice PRAL

El índice PRAL (Potential Renal Acid Load -en cast. Carga potencia ácida renal) hace referencia a la cantidad de ácido eliminado por los riñones, que está condicionado por el efecto acidificante o alcalinizante de los alimentos consumidos. El índice PRAL se expresa en cantidad de ácido presente en 100 g de alimento. Un valor positivo (+) indica que el alimento acidifica el organismo (y, por lo tanto, los riñones necesitarán realizar mayor trabajo de eliminación de la orina) mientras que un valor negativo (-) de un alimento indicará que el organismo es alcalinizado (y que los riñones no habrán tenido que soportar tanto esfuerzo para la eliminación). De esta manera, se considera que el índice PRAL es un valor de vital importancia, si bien no el único, en el proceso de eliminación renal del organismo.

A modo de resumen:

CAUSAS DE ACIDIFICACIÓN DEL ORGANISMO

CÓMO RESTABLECER EL EQUILIBRO ÁCIDO BÁSICO

– Consumo excesivo de alimentos acidificantes

– Consumo insuficiente de alimentos alcalinos

– Sobrepeso u obesidad

– Sedentarismo

– Existencia de pensamientos negativos, ira, estrés, insomnio, cansancio, nerviosismo, insuficiente oxigenación de las células…

– Mejora de la calidad de vida- Ejercicios de respiración (a ser posible al aire libre)

– Práctica de deporte y actividades harmoniosas

– Disminución de alimentos acidificantes

– Aumento del consumo de alimentos alcalinos

– Aumento del consumo de alimentos crudos / naturales, no elaborados industrialmente

– Masticar lentamente

– Consumo de complementos nutricionales si son necesarios

 

COMPLEMENTOS NUTRICIONALES

El consumo de una serie de complementos nutricionales pueden ayudar no sólo a la prevención de la osteoporosis sino a la limitación de sus efectos una vez ésta ha sido diagnosticada. Se agruparían en diversos apartados:

Potasio

El potasio (K) es un mineral dietético esencial y un electrolito que produce un efecto positivo sobre el nivel de calcio al reducir su excreción urinaria y mantenerlo en el organismo. En términos de masa ósea, los aportes de magnesio y de potasio son significativamente proporcionales a un aumento de la masa ósea. Algunos estudios han revelado una respuesta positiva en la salud ósea de mujeres antes, durante y después de la menopausia.

Antioxidantes

Su acción es muy importante en cualquier etapa de la vida de una persona pero se convierte en esencial cuando se trata de prevenir la osteoporosis en un organismo. La osteoporosis provoca un desequilibrio oxidativo en el cuerpo humano que se puede intentar prevenir (o posteriormente paliar) mediante el consumo de antioxidantes que prevengan la pérdida de masa ósea.

Probióticos

Los complementos probióticos permiten mejorar la asimilación de los aminoácidos esenciales y ayudar al buen funcionamiento del sistema digestivo. Cuando existe algún tipo de afección digestiva, enfermedad, intolerancia alimentaria o alergia, se alteran los mecanismos de funcionamiento del intestino y esto afecta al tratamiento de los alimentos ingeridos. En cambio, cuando los probióticos ayudan a la reconstrucción de la flora intestinal, ésta puede realizar correctamente su “trabajo” que consiste en la correcta absorción de todos los nutrientes de los alimentos ingeridos y el filtrado y rechazo de aquellas sustancias nocivas para el organismo y que no deben pasar a la sangre ni a las células. Tampoco hay que olvidar que el refuerzo del sistema inmunitario es consecuencia directa de la correcta absorción intestinal de los alimentos.

Gama de pólenes frescos congelados

La línea de pólenes frescos congelados de Pollenergie son probióticos especialmente concebidos para las diferentes necesidades que pueda requerir el organismo humano. Pólenes Frescos congelados

Equilibrantes

Algunos ejemplos de complementos nutricionales equilibrantes de ayuda en la prevención de la osteoporosis: alfalfa, cola de caballo, ortiga…


DEPORTE

La ecuación alimentación sana + deporte no es un mero binomio que se mantenga año tras año sin cuestionarse sino que los estudios que se realizan en esta línea y, en concreto, en su efecto sobre casos de osteoporosis siguen confirmando los efectos beneficiosos de ambas prácticas combinadas.

Practicar deporte, sobre todo al aire libre, permite acelerar el ritmo respiratorio (oxigenando de forma óptima el organismo), estimula la diuresis y contribuye al restablecimiento del equilibrio ácido-base. Además, al practicar deporte la circulación mejora, y en consecuencia el riego de todas las partes del organismo, facilitando de esta manera el envío de nutrientes a todos los rincones del cuerpo humano. Si a la vez la alimentación es cuidada (alimentos alcalinos en detrimento de los acidificantes), nos aseguramos de que los nutrientes sean los más adecuados para el fortalecimiento de los huesos.

La elección de ejercicios específicos, dirigidos por un profesional y que requieran actividad con peso controlado, es muy provechosa ya que se consigue ralentizar la pérdida de hueso y estimular la creación de células óseas. Bones for Life (Huesos para la vida) son especialistas en este ámbito.


* Médico homeópata, especializado en Dietética, diplomado por la Universidad de Dietética y Enfermedades de la Nutrición , miembro fundador de la Asociación Médica Internacional de Investigación y Estudio del Comportamiento Alimentario y miembro de la Asociación Kousmine International.

REFERENCIAS Y BIBLIOGRAFÍA

– Physiologie rénale. Equilibre acido-basique. Nº3. http://goo.gl/FUWVy
– Physiologie rénale. Equilibre acido-basique. Nº4 et 5. http://goo.gl/KFufl
– Equilibre acido-basique. http://goo.gl/JdvVi
– Équilibre acidobasique : Définition. http://goo.gl/QPNw0
– Comment traiter l´arthrose, l´arthrite et l´ostéoporose naturellement à l´aide de la luzerne? http://goo.gl/CqBOh
– Comment prévenir et traiter l’ostéoporose? http://goo.gl/lLrRd
– Qu’est ce que le P.R.A.L.? http://goo.gl/qYizU
– Indice PRAL. http://goo.gl/smQib
– Aliments classés selon l´indice PRAL (Alcalins (-) et Acides(+)) http://goo.gl/mOXKB
– Tableau de produits alimentaires. http://goo.gl/pVSQO
– Aliments classés selon l´indice PRAL, du Moins au Plus [Alcalins (-) et Acides (+)] http://goo.gl/kWGfn
– L´alimentation et les conséquences d´une nourriture acide http://goo.gl/Y52La
– Comment prévenir et traiter l’ostéoporose? http://goo.gl/VnvbO
– Comment traiter l´arthrose, l´arthrite et l´ostéoporose naturellement à l´aide de la luzerne? http://goo.gl/408BK
– L´exercice physique protège-t-il de l´ostéoporose? http://goo.gl/nWuUS
– The Effects of Exercise on Osteoporosis http://goo.gl/o5VlX
– “Cuida tu equilibro ácido-base” CuerpoMente. Nº240 (p.22)
– “Cancer, alzheimer, fatigue chronique… la santé est dans l´assiette!”. Rebelle-Santé. Nº 145 (p. 100)
– Bänzinger, Erica; Vormann, Jürgen y Goedecke, Thomas. “L´Equilibre acido-basique pour guérir et Maigrir”
– Blech Jorg. “Les inventeurs de maladies: Manoeuvres et manipulations de l´industrie pharmaceutique”
– Jentschura, Peter y Lohkämper, Josef. “La santé par la dépuration – L´équilibre acido-basique – Une méthode en trois étapes”
– Ménat, Éric. “Ostéoporose, se soigner par l´alimentation”. Ed. Edition Grancher
– Philippe, David. Dr. “Régénérons notre équilibre Acido-Basique (EQUILIBRE)”
– Piquet, Florence. “Guide de l´équilibre acide-base”
– Pollan, Michael. “Nutrition, mensonges et propagande”
– Seignalet, Jean. “Alimentación. La tercera medicina”. RBA (2012)
– Séverac Claire. “Complot Mondial contre la Santé”
– Souccar Thierry y Robard Isabelle. “Santé, mensonges et propagande”
– Dufour, Anne. “Le grand livre de l´équilibre acido-basique”
– Vasey, Christopher. “Gérez votre équilibre acido-basique : Une vision complète”
– Willard Davenport, Horace y Bochet, Madeleine. “ABC de l´équilibre biochimique acido-basique : éléments de chimie physiologique des gaz du sang, à l´usage des étudiants en médecine et des praticiens, par H. W. Davenport. The ABC of acid-base chemis”

Artículos relacionados

Polen de Jara. Equilibrio intestinal, fuente de salud

Polen de Jara. Equilibrio intestinal, fuente de salud

El polen de Jara (Ciste) conservado en estado fresco lucha contra los desajustes intestinales, favorece el equilibrio interior, dinamiza el organismo y mejora la resistencia. Estos beneficios se obtienen mediante la acción directa del polen fresco sobre el intestino, máximo órgano responsable del refuerzo del sistema inmunitario.

leer más
Para reforzar tus defensas… ¡propolízate!

Para reforzar tus defensas… ¡propolízate!

La llegada de los primeros fríos invernales y las oscilaciones bruscas de temperatura en pocos días hacen estragos entre la población que empieza a sufrir las primeras gripes, constipados y afecciones similares. El invierno se acerca y el sistema inmunitario debe reforzarse para poder hacer frente a los meses venideros en óptimas condiciones. Unas defensas fuertes son la clave para un cuerpo resistente que pueda luchar contra los rigores y enfermedades típicamente asociados al invierno. Y la mejor opción de complemento con diferencia es el propóleos.

leer más
Espirulina

Espirulina

ASN Leader es la empresa que cultiva y comercializa la espirulina que vendemos en nuestra tienda siguiendo los más altos estándares de calidad. Es por eso que, a continuación, se detalla toda la información procedente de esta empresa que expone todos los estudios realizados, así como referencias y beneficios de este superalimento.

leer más
Avísame cuando esté disponible Te informaremos cuando el producto esté en stock. Simplemente deja una dirección de correo electrónico válida a continuación.
Email Cantidad No compartiremos tu dirección con nadie más.