blinis

Ingredientes

Ingredientes de cultivo ecológico para 20 blinis:

250g de harina de garbanzos
1 huevo
20 ml de aceite de oliva
250 ml de agua
Nuez moscada
Sal
Pimienta negra
½ cucharada de postre de azúcar moreno o miel

Preparación

En un bol colocar toda la harina de garbanzos, añadir el huevo, aceite, sal, pimienta, nuez moscada. Remover hasta que se vaya formando una pasta y seguir removiendo mientras, poco a poco, se le va echando un poco de agua.

Calentar a muy baja temperatura una sartén antiadherente sin teflón y, una vez caliente, verter en ella la masa de harina para formar los blinis. La medida aproximada por cada unidad es el equivalente de dos cucharadas soperas. De una sola vez, se pueden cocinar cinco o seis blinis más o menos.

Cuando el blini empiece a despegarse de la sartén, darle la vuelta para cocer la otra cara. Cuando estén listos, retirar y continuar con la siguiente tanda de blinis. Todos deben tener un color claro y no estar cocinados en exceso.

Los blinis se consumen frescos del día (no al día siguiente) y a una temperatura tibia.

A continuación, se detallan algunos aderezos con lo que complementar los blinis.

1. Mix de tomate pelado y troceado, albahaca picada, una cucharada sopera de aceite de oliva, ½ cucharada de postre de tamari y 4 gotas de tabasco.

2. Caviar de berenjena coronado por un arándano liofilizado.

3. Guacamole.

4. Salmón ahumado de piscicultura ecológica acompañado de un trozo de limón y/o eneldo fresco

5. Olivada.

Artículos relacionados
Zumo de mandarina y limón

Zumo de mandarina y limón

¿Aburrido o aburrida de los clásicos zumos de naranja? Pues aquí presentamos una variante con un sabor distinto y sorprendente pero dentro de la gama de los cítricos, bien cargada de vitamina C. Una verdadera sorpresa para el paladar. Sin gluten. Sin lácteos. Sin cereales modernos (mutados).

leer más
Ensalada de toda la vida

Ensalada de toda la vida

Los clásicos nunca mueren y son atemporales. Esto es aplicable a prendas de ropa, canciones, actores… y sí, también comida. No hay ensalada más conocida y básica que esta y aún así sigue estando deliciosa y se sigue preparando en millones de casas. Sin gluten. Sin lácteos. Sin cereales modernos (mutados).

leer más
Leche vegetal de amapola

Leche vegetal de amapola

La leche vegetal de amapola es una famosa y muy consumida bebida tradicional de Lituania que, además, calma y serena el ánimo gracias a las propiedades de las semillas de amapola usadas. Una excelente alternativa vegetal al consumo de los lácteos clásicos. Sin gluten. Sin lácteos. Sin cereales modernos (mutados).

leer más
Añadirlo a la lista de espera Le informaremos cuando el producto llegue en stock. Por favor, deje su dirección de correo electrónico válida a continuación.