El polen de Jara (Ciste) conservado en estado fresco lucha contra los desajustes intestinales, favorece el equilibrio interior, dinamiza el organismo y mejora la resistencia. Estos beneficios se obtienen mediante la acción directa del polen fresco sobre el intestino, máximo órgano responsable del refuerzo del sistema inmunitario.

leer más