Sin gluten. Sin lácteos. Sin cereales modernos (mutados). Un capricho ideal como postre, tentempié cuando se despierta el gusanillo a media mañana o a media tarde e incluso como desayuno acompañado de otros alimentos.

leer más